Apatía vs. Deseo

Cuentos con pasión sobre la pasión

¿Cómo definirías TÚ, tu pasión?

A veces, durante alguna etapa de mi vida, me he encontrado sin deseo, con una apatía total. Iba por dónde veía un camino abierto sin pensar ni a dónde me dirigía ni porqué. El resultado era que llegaba a caminos sin salida, carreteras cortadas… ¿Qué quiero? No lo sabía. Pero sabía que había algo. Y así pasaban los años… Un día, co-facilitando un taller para un grupo de menores indocumentados en una escuela de Massachusetts, una idea se cruzó por mi mente: “Voy a hacer algo con cuentos” y desde entonces algo mágico ocurrió. La pasión se cruzó en mi camino y aún hoy ando con ella.

“La pasión es el fuego, el entusiasmo y el coraje que siente una persona cuando está haciendo algo que ama para lograr un fin loable, algo que satisface sus necesidades más profundas
Dr. Stephen R. Covey

Una vez la pasión te acompaña, no hay vuelta atrás. Esa emoción es para siempre. Puedes tener éxito o puedes fracasar, pero lo más importante es haberla vivido y haber hecho cosas por las que te sientes satisfecho y por las que te sientes agradecido. Fracasar es un aprendizaje en el camino del éxito.

Cuando la pasión te acompaña, de pronto hay un propósito, una meta por llegar y un camino por recorrer. Eso ya en sí mismo, forma parte de ser feliz.

Hace tiempo leí un cuento del libro de cuentos “Aplícate el cuento” – Relatos de Ecología Emocional, que habla de la pasión y el deseo. O más bien la falta de deseo.

Déjame que te cuente el cuento.

Nunca es tarde.
Llama al deseo.
Habrá caminos cortados
Habrá carreteras sin salida
Pero si deseas que la pasión te haga de compañera de viaje, llámala sin miedo.
Aparecerá… por que,
“Lo que esperas encontrar, te está buscando
Anónimo
Si aún así hay un bloqueo en tu camino, un cuento puede ayudarte a ver la puerta que abre ese muro que no te deja ver el final. Deja que tu cerebro, la parte creativa de tu cerebro, se encuentre con la pasión, escuchando un cuento preparado solo con ese propósito. La pasión está allí, esperándote. Permítele andar contigo en tu camino.
El camino se hace mucho más bonito e interesante cuando la pasión, el deseo, la ilusión te acompaña…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *